¿Por qué tanto temor al Coronavirus?

¿Por qué tanto temor al Coronavirus?

 

El cobre sumó una racha de doce sesiones consecutivas de caídas hace 2 semanas, en medio de los temores que se tienen respecto al brote del coronavirus. Esta ha sido considerada la peor racha de pérdidas que se tenga registros desde 1971, lo que ha provocado la sorpresa e inquietud respecto a las perspectivas de crecimiento de China, principal consumidor de cobre. Adicionalmente, es preciso destacar que el metal rojo suele ser un buen indicador de las perspectivas futuras de crecimiento, tanto de China como del mundo, por su destacado uso industrial.

 

El impacto del Coronavirus

Si analizamos las cifras conocidas hasta ahora del coronavirus, se estima que la tasa de mortalidad se encuentra entre un 2% y 3%, aunque es prematuro anticipar que esta cifra no aumentará con el paso de los días. Para tener una referencia de la complejidad de estos virus, la gripe estacional típica mata a menos del 0.1% de quienes la contraen.

La mayoría de las estimaciones sugieren que el SARS mató al 10% a 15% de los pacientes infectados en el año 2003 y la gripe española mató a un porcentaje similar en el año 1918. En consecuencia, el coronavirus se percibe como menos letal, pero ¿Por qué existe tanto temor y cómo ha tenido tanto impacto en los mercados y particularmente en el cobre?

.

¿Cuánto pesa China en el mundo?

La gran diferencia la encontramos en la importancia que tiene actualmente China para el mundo, los mercados y el consumo de commodities respecto a lo que pesaba el año 2003 cuando se expandió el SARS. Si en ese momento China representaba un 6,6% del consumo global de petróleo, hoy en día sería en torno al 13,5%.

Respecto al consumo de acero, el año 2003 el consumo de China representaba un 22,6% del consumo global, cuando ahora se empina al 47,5%. Este mismo comportamiento se extiende a una amplia gama de materias primas, así como también en el consumo de tecnología o de automóviles. Por lo tanto, si miramos en detalle cómo ha aumentado el consumo de cobre de China desde el año 2003 que ascendía al 17,8% del consumo a nivel global, hoy representa la llamativa cifra de un 53,3% del consumo mundial, lo que sin duda podría tener un impacto mucho mayor en caso de que el coronavirus se siga expandiendo y afectando al crecimiento de China.

En este contexto, a modo de referencia, si bien el crecimiento del PIB chino cayó al 3,4% en el segundo trimestre de 2003, volvió a subir al 15,7% en el tercer trimestre, arrojando un impacto total de aproximadamente un 1% menos durante ese año en relación a la inexistencia del virus. Por lo tanto, a raíz de todos los efectos conocidos en la economía china como cierres de aeropuertos, las celebraciones a medias del año lunar chino lo que tendrá un impacto en una menor actividad económico, entre otras medidas que se puedan seguir adoptando, será relevante conocer de parte de las autoridades del gigante asiático el impacto que tendrá en las proyecciones de crecimiento de este año.

.

Conclusiones

Lo que podemos concluir hasta ahora, que tanto las guerras en el pasado, como los conflictos geopolíticos y las pandemias o situaciones complejas en la salud a nivel global, suelen tener efectos económicos de corto plazo, pero que se logran superar con relativa rapidez.

En ese contexto, en la medida que la tasa de crecimiento de nuevos casos de infectados con el coronavirus llegue a un punto de inflexión, los mercados deberían comenzar a ponderar menos este riesgo y concentrarse en las perspectivas de fondo para el crecimiento, que previamente eran bastante auspiciosas para este año.

Esto debería tener un impacto muy positivo en el cobre y precisamente el comportamiento de esta materia prima, como suele suceder, será una gran referencia a la hora de invertir.

 

 

Compartir