La caída del petróleo y las oportunidades que deja a largo plazo

La caída del petróleo y las oportunidades que deja a largo plazo

Dejamos atrás una semana histórica en los mercados tras el desplome del precio del petróleo que, a pocas horas del vencimiento del futuro de mayo, llegó a registrar precios negativos. ¿Cómo fue esto posible?

Como las condiciones de los contratos futuros obligan a quien compra este derivado financiero a su vencimiento quedarse con el activo subyacente, en este caso petróleo, debía transportarlo y almacenarlo, pero como bien sabemos, ante la paralización de la economía mundial y la sobre oferta de crudo, era incluso más atractivo para quitarse un problema de encima, pagar para liquidar estas posiciones, lo que llevó al petróleo a terreno negativo.

 

 

El siguiente contrato futuro de junio, que sigue vigente hasta ahora, si bien se mantiene en precios considerablemente “más normales”, de todas maneras, sigue mostrando una elevada volatilidad y es muy probable que a medida que se acerque su vencimiento, pudiera tener un comportamiento similar a lo ocurrido con el contrato futuro de mayo. En consecuencia, consideramos que invertir en el contrato a futuro o directamente en cualquier derivado que tenga como activo subyacente al petróleo WTI, puede ser muy arriesgado en estos momentos. Es por ello, que vemos oportunidades en otras alternativas relacionadas al petróleo.

 

El sector del Petróleo

Como se puede apreciar en el siguiente gráfico, vemos el comportamiento continuo del futuro del petróleo WTI (gráfico de velas) y lo comparamos con el ETF de empresas de petróleo estadounidense más conocido como es el XLE. Obviamente su comportamiento es muy similar en el tiempo, aunque en lo más reciente, el precio del petróleo se ha desplomado de una manera mucho más agresiva que el ETF XLE.

 

  Fuente: Investing

 

Lo relevante al poner atención en el ETF de las empresas líderes del sector energía, es el hecho de que son empresas que obviamente se benefician o ven afectadas por los vaivenes de los precios de la energía, sin embargo, al mirar sus principales componentes, nos encontramos que prácticamente la mitad de las empresas, es decir, el 46% del índice son 2 gigantes del sector como es Chevron Corp y Exxon Mobil Corp, ambas empresas con una larga trayectoria empresarial exitosa.

 

Alternativas de Trading a mediano plazo

Por lo tanto, creemos que existen 3 oportunidades concretas en donde podríamos encontrar buenos puntos de entrada respecto a la actual caída del precio del petróleo, pero con una gran ventaja como es el menor riesgo que asumiríamos a mediano plazo respecto a invertir directamente en crudo.

 

Exxon Mobil: Si bien puede haber más dificultades para la industria petrolera, Exxon Mobil tiene un precio atractivo para los inversores a largo plazo que buscan altos rendimientos de dividendos el que se encontraría en estos momentos en torno al 8% anual.

Incluso si no volviera a aumentar sus dividendos en el futuro, el valor intrínseco de sus acciones es atractivo, con una relación bolsa/libro bajo 1 y con una relación precio/utilidad de 13 veces, aunque claramente sus ganancias se verán afectadas este año por el desplome en los precios del petróleo.

 

Chevron Corp: Teniendo en cuenta que es muy probable que el precio del petróleo se recuperará, aunque es difícil predecir el momento, solo las compañías petroleras con bajo costo de producción, un balance sólido y buenos activos petroleros pueden tener una alta probabilidad de supervivencia.

Chevron tiene un mejor balance y un equilibrio de dividendos más bajo que cualquier otra empresa petrolera lo que la hace menos riesgosa, por ejemplo, respecto a Exxon Mobil. La compañía está preservando efectivo y está entrando en esta tormenta con una base de capital sólida, operaciones diversificadas y activos de calidad.

 

ETF XLE: Para los más conservadores, comprar el ETF, que incluye además otras gigantes del sector como Phillips 66 o ConocoPhillips, siendo empresas que entregan elevados dividendos, puede ser una atractiva apuesta a mediano plazo mucho más diversificada.

 

Conclusiones

Si la apuesta de futuro, es que los precios del petróleo se estabilicen y la OPEP 3.0 constituida por EE.UU., Rusia y Arabia Saudita logra un acuerdo, disminuye la oferta y eleva los precios a niveles de US$30 el barril, deberíamos esperar un futuro auspicioso para estas empresas. Más aún cuando se encuentran fuertemente castigadas en estos momentos.

Desde un punto de vista técnico, los precios podrían volver a sufrir en las próximas semanas a medida que se acerca un nuevo vencimiento. Sin embargo, la gran caída se dio en los peores días del mercado en la tercera semana de marzo.

En la reciente caída del petróleo pudimos apreciar una corrección menor después del repunte previo. En consecuencia, como referencia, comprar el ETF XLE en las inmediaciones de los US$30, puede ser una buena oportunidad.

 

Compartir