El despegue definitivo del EUR/USD por Sergio Tricio

[:es]

El despegue definitivo del EUR/USD

 

La economía de EE.UU. ha dado varias muestras de debilitamiento económico desde fines del año pasado, en donde se espera casi con “ansias”, la llegada de una recesión en el futuro. Sin embargo, la fortaleza relativa de la principal economía del mundo, respecto a otras potencias como la Eurozona, Japón e incluso China, ha permitido al dólar mantenerse fuerte a lo largo de los últimos meses, con el EUR/USD manteniéndose en niveles mínimos desde mediados del 2017.

Teniendo en cuenta esta realidad, considero que ha llegado el punto de inflexión y el momento del cambio, en donde el dólar debería comenzar a debilitarse, provocando el despegue definitivo del EUR/USD, permitiendo una atractiva oportunidad en el corto y mediano plazo.

Mi visión optimista para el EUR/USD se basa en los siguientes 6 aspectos:

1- Política monetaria de EE.UU:

Finalmente Donald Trump tenía razón. Los mercados recibieron el golpe a fines del año pasado, tras la última alza de tasas por parte de la Reserva Federal, la bolsa se desplomó, las expectativas se debilitaron y desde ese momento el cambio en el discurso y las expectativas de futuras alzas de tasas desaparecieron. Bien sabemos que el dólar y todas las divisas se mueven principalmente en función de la dirección de su tasa de interés, por lo tanto el cambio en la política monetaria ya no será un factor alcista para el dólar e incluso, algunos hablan de un giro aún mayor, posibilitando una rebaja en la tasa de interés dentro de este año.

2- Políticas expansivas de China:

Las cifras recientes que conocimos desde la segunda economía más grande del mundo, son alentadoras. Esto se debe a un cambio en la política fiscal y monetaria del gigante asiático, que ha permitido frenar la caída en sus cifras y como ha sido la historia reciente, alcanzar a como dé lugar las expectativas de crecimiento para este año a raíz de este intervencionismo.

En las últimas décadas, los grandes ciclos económicos se han intercambiado entre China y EE.UU., con sus respectivas consecuencias positivas y negativas en sus divisas según sea el caso. Si China consolida el repunte que anticipan los indicadores líderes, permitiría un repunte en el Yuang y en consecuencia un posible debilitamiento del dólar.

3- Giro en expectativas desde Europa:

En  los últimos años se ha percibido una dependencia importante de la economía europea respecto al ciclo económico de China, lo que estaría coincidiendo con algunas cifras alentadoras que se han comenzado a conocer desde Alemania. Las expectativas para el crecimiento de la Eurozona ya se han visto marcadamente reducidas en relación con los Estados Unidos. Los esfuerzos reflacionarios de China y el estímulo fiscal en muchos países europeos podrían llevar a sorpresas económicas positivas de la zona del euro.

4- El factor Trump:

Ya conocemos al polémico presidente de EE.UU. (sin duda por twitter), y en las últimas semanas ha hecho mención a la necesidad de tener un dólar más débil, ya que bien sabe, que con una divisa depreciada, fomentaría al sector exportador, hoy en día muy importante para EE.UU. y por supuesto para su mercado bursátil.

5- El cocktail perfecto para los emergentes

Un dólar bajo es alcista para los commodities y si China se recupera, es una mezcla que ha demostrado ser muy favorable para las economías emergentes. En los últimos meses el dólar index se ha mantenido cerca de máximos, pero si se compara al dólar frente a una canasta más amplia y donde pesen más las monedas emergentes, se observa un cambio importante que se debería extender hacia los próximos meses.

6- Gran pesimismo respecto al Euro:

En la actualidad a nadie le gusta el euro y el mercado está plagado de posiciones cortas, en mínimos desde el año 2016, que por sentimiento contrario, podría darnos sorpresas y generar esta recuperación.

En resumen, existen varios argumentos que me hacen pensar en una recuperación relevante para el EUR/USD en los próximos meses, con objetivo en la zona de 1,1800 a 1,2000. Probablemente muchos de ustedes coincidan conmigo, pero lo difícil es mantener una posición por varios meses y que nos entregue los beneficios que esperamos de acuerdo a nuestra visión.

 

 

sergio tricio[:en]USD/CAD esperando los datos de empleo y algo más…

El próximo viernes 8 de junio se revelará el reporte de empleo en Canadá, donde hay que prestar especial atención a la creación de empleo no agrícola y a la tasa de desempleo.

Como es habitual con los datos importantes, cifras que sorprendan positivamente con respecto a las expectativas podrían apreciar al dólar canadiense, generando caídas en el par USD/CAD, por ejemplo. Por otra parte, cifras que decepcionen a los inversionistas podrían depreciar al billete canadiense, generando impulsos en el USD/CAD.

Adicionalmente a esto, el día miércoles se conocerán los inventarios de petróleo en Estados Unidos. Si bien la noticia no es de Canadá, podría generar un impacto en su moneda considerando una eventual volatilidad en el precio del crudo, principal commodity de exportación canadiense.

 

USD/CAD Escenario técnico:

Si vemos un gráfico con velas diarias en el USD/CAD, se puede apreciar que mantiene una directriz bajista de largo plazo que respetó de buena manera tras el último impulso, mientras que de corto plazo está formando una directriz alcista.

En estos momentos, el precio se encuentra acotado por ambas directrices. Una ruptura al alza o a la baja se podría generar por los datos mencionados anteriormente.

Técnicamente, una ruptura al alza podría llevar al par de divisas hasta sus próximas zonas de resistencia en torno a 1,3100 y 1,3270, respectivamente; mientras que una ruptura bajista podría llevarlo a sus próximas zonas de soporte, cerca de 1,2750 y 1,2520, respectivamente.

 [:]