Baja volatilidad en divisas por Sergio Tricio

Baja volatilidad en divisas

 

En los últimos meses se ha observado una inusual disminución en la volatilidad de las principales divisas del mundo. Una medida objetiva para determinar esta baja en la volatilidad la hacemos a través del indicador técnico Average True Range o comúnmente llamado ATR.

El Average True Range o Rango Medio Verdadero, es una medida de volatilidad creada por J. Welles Wilder Jr, en su libro New Concepts in Technical Trading Systems, en 1978. El rango de un instrumento financiero es la diferencia entre el precio alto y bajo en cualquier día dado. Revela información acerca de lo volátil que es un activo. Los rangos grandes indican alta volatilidad y los rangos pequeños indican baja volatilidad.

Cuando analizamos los principales cruces de divisas a nivel global, considerando el marco temporal de velas diarias y tomando en cuenta un ATR de 14 períodos, como habitualmente se sugiere utilizar, nos encontramos con el siguiente resultado:

  • EUR/USD en 39 pips, es decir, que en promedio en los últimos 14 días de transacciones el cruce se mueve en un rango de 39 pips, cuando la media histórica de los últimos años se sitúa en torno a 80 pips.
  • USD/JPY en 55 pips, cuando la media histórica de los últimos años se sitúa en torno a 100 pips.
  • GBP/USD en 70 pips, cuando la media histórica de los últimos años se sitúa en 100 pips.
  • USD/CAD en 62 pips, cuando la media histórica de los últimos años se sitúa en 90 pips.

 

Llama poderosamente la atención la fuerte disminución de la volatilidad de los 2 principales cruces del mercado de divisas como son el EUR/USD y el USD/JPY, lo que se puede atribuir desde mi perspectiva, a la estabilidad en las tasas de interés de estas economías y que se relaciona con el actuar de sus bancos centrales, que han tenido una política monetaria muy abierta, comunicando de forma habitual sus perspectivas, haciendo mucho más predecible sus próximos movimientos de tipos.

En el caso de la libra y el dólar canadiense, a pesar del Brexit y los fuertes movimientos del petróleo respectivamente, de todas maneras hemos visto una disminución en la volatilidad de manera importante.

Las consecuencias de esta disminución en la volatilidad sin duda son muy importantes, porque esto impacta de manera directa en nuestras estrategias de inversión. Al existir menos volatilidad, debemos buscar ganancias más acotadas. Si antes, en un día era normal obtener 100 pips de ganancia, hoy en día lo normal es obtener 40 o 50 pips de ganancia.

Lo mismo ocurre en el caso de nuestra protección de pérdidas y el uso del stop loss. Hoy en día, nuestras pérdidas deberían estar más acotadas y en muchos casos, el comportamiento habitual ha sido en estrechos rangos de precio, en contraste con la posibilidad de observar grandes tendencias, lo que sugiere privilegiar indicadores técnicos como osciladores para la toma de decisiones.

Finalmente, en el escenario actual, es posible también aumentar el apalancamiento, para de esa forma amplificar nuestras ganancias y pérdidas, considerando esta disminución en la volatilidad. Siempre he sugerido utilizar un apalancamiento que no supere las 5 veces, pero hoy en día es posible que nuestro apalancamiento sea superior, alcanzando un rango entre 8 a 10 veces, esto quiere decir que si invierto US$10.000, podría hacer transacciones hasta por US$100.000 o 1 lote en diferentes cruces de divisas.

 

sergio tricio